martes, 30 de agosto de 2016

¿DEMOCRACIA O POLIDICTADURA?

   Simplificar es el procedimiento para que lo complejo sea comprensible.
¿Hay algo más deliberadamente complicado que el Estado, ese monstruo insaciablemente voraz que engorda, como las sanguijuelas, de la sangre del que parasita?
Entendemos por Estado la comunidad social que, en un mismo territorio, se dota de una administración dirigida por un gobierno común.
A grandes rasgos, hay dos formas opuestas de gobiernos, según cómo se acceda al poder y se ejerza: dictadura o democracia.
En ambas, y poniendo como ejemplo ilustrativo una pirámide, ese cuerpo geométrico que tiene por base un polígono y triángulos con su propìa base en cada lado poligonal.
La conjunción de todos los triángulos marca el punto más elevado, el prisma, la parte superior de la pirámide.
Pues se supone que, en el ejercicio del poder como es la política, en las dictaduras, el poder fluye del prisma hasta la base y, en las democracias, asciende desde la base al prisma.
Quedaría más claro con un ejemplo: en la Dictadura de Franco, el dictador concentraba todo el poder y lo administraba delegándolo en escala descendente de su poder hasta la base que lo sufría, el ciudadano.
En las democracias, el poder se supone que reside en la base y que, por concesión libre, lo deposita para que lo ejerza en su nombre la cadena de delegados del poder popular que culmina en el prisma, el presidente del gobierno.
Y si eso es tan sencillo, ¿por qué esta cosa que llaman democracia en España es lo que es?
Porque, en la famosa transición que desmontó la dictadura para con sus materiales fabricar la democracia, se hizo deliberadamente mal: la pirámide del poder de Franco se troceó en tantos triángulos como tenían su base en la base poligonal.
Llámese a cada uno de esos triángulos procedentes de la pirámide Partido Político y se entenderá por que, la dictadura se Franco transformó, gracias a la transición, en tantas dictaduras como partidos políticos haya, para que cada uno coloque a su secretario general o presidente en el prisma de la estructura y los demás a obedecer.
La Transición fue, por eso, un reparto entre dictadores menores del Poder que concentraba el Dictador Mayor mientras estuvo vivo.

¿Se entiende por qué, como antes nadie discutía a Franco, nadie se atreve a contradecir en esta democracia a su dictador-secretario general?

lunes, 29 de agosto de 2016

PODEMOS EN EL "SÁLVAME DE LUXE"

Mire usted por donde, todos los debates, los artículos de opinión y sesudos análisis sociales de conspicuos sociólogos han sido innecesarios: la gente de Podemos no son redentores de los oprimidos ni barrenderos de la basura acumulada por el capitalismo opresor.
Son, simplemente, aspirantes a participar en esos programas televisivos de encueratrices y garañones.
No pretenden redimir España, sino participar en los “de luxe” y similares programas televisivos, en los que se relata quien se acuesta contra cuala y cuala se acuesta contra quien.
La televisión, ese compendio de imágenes y sonidos que adoctrina al mundo postnormal, me ha revelado la verdad del intringulis de Podemos, qué está queriendo hacer y cómo pretende hacerlo.
Al propio Juan Carlos Monedero, profeta lúcido del redentor Pablo Iglesias, lo he visto y oido en un vídeo televisivo (naturalmente), cómo desvelaba la razón de Podemos, esa tribu obscena e irreverente que se inspira en la vieja Sodoma para preparar la nueva Metrópolis, con el superman Iglesias (macho alfa) a su frente.
Sostiene Monedero en su vídeo que, si Felipe VI salió cuando era príncipe con la vistosa señorita Eva Sanum,  fue para disimular su homosexualidad o, por lo menos su bisexualidad.
¿Es Monedero un simple chismoso? ¿Pretende utilizar la figura del Rey Felipe como banderín de enganche de la sociedad que predica?
Si, de entre todas las castas, hasta en la de los Borbones hay gente “moderna”,  ¿quién va a hacer ascos a integrarse en el mariconismo o el lesbianismo?

Que Juan Carlos Monedero explique todas esas dudas de inmediato, naturalmente sentado junto al Jesús Mariñas que le corresponda.

domingo, 28 de agosto de 2016

GOBIERNO A CUALQUIER PRECIO

Ciudadanos y el Partido Popular, por fin, han llegado a un acuerdo.
En esencia, ¿en qué consiste?
En que, durante los próximos cuatro años, a los españoles que no han negociado nada, les van a sacar 29.000 millones de euros más que lo que hasta ahora les sacaba el Gobierno.
Se han tirado pedos el PP y Ciudadanos con el culo de otros, el de los españoles.
Ni siquiera les pasó nunca por la mente sacar ese dinero del Estado, achicando su tamaño y suprimiendo a todos los asalariados prescindibles.
¿Y de qué funcionarios podría prescindir el Estado?
De los que ahora está dándoles la sopa boba, que son todos menos los de la Guardia Civil.
Y, encima de lucir orgullosos las dos orejas que les han cortado a los españoles después de la faena que les han hecho (quince mil millones de euros por oreja) esperan que los aplaudamos.
Y seguramente los españoles lo harán porque se lo merecen.

Al fin y al cabo, ¿no vale la pena pagar siete mil millones de euros anuales más por sacudirnos la melancolía que desde Diciembre nos afecta por no tener quien nos gobierne?

sábado, 27 de agosto de 2016

EL TIEMPO FAVORECE A SANCHEZ

Nadie duda de que es un hombre progresista como se define al que, para conseguir su objetivo vital final, supera progresivamente los obstáculos intermedios que le salen al paso.
Naturalmente, me refiero a Pedro Sánchez cuyo destino final es ser Presidente del gobierno de España y que, como es un innovador, pretende hacerlo según la frase: “de derrota en derrota hasta la victoria final”.
Ser presidente del gobierno es el objetivo de Sánchez y la perseverancia su táctica.
Porque las dos veces que le ha ganado las elecciones Mariano Rajoy lo hizo por interesada concesión oportunista de Sánchez, para que el del Partido Popular se confiara.
A la tercera, o la cuarta o la quinta o a la que sea, Sanchez sacará en las elecciones más votos que Rajoy y ese momento será el del triunfo del socialista y la derrota del popular.
El tiempo juega a favor de Pedro Sánchez porque es más joven que Rajoy y, si la vida de ambos discurre por los plácidos cauces de un arroyo tranquilo, el del Partido Popular se hundirá antes que el del Partido Socialista.
Tiempo al tiempo, que el tiempo es un regalo que los dioses hacen a los hombres con prodigalidad y sería blasfemia agotarlo con avaricia.

Sabia y prudente estrategia política la del Secretario General del PSOE: que Rajoy se confie ganando para que, así que pasen mil años votando cada cuatro o cinco meses, al fin  gane Sánchez.

viernes, 26 de agosto de 2016

DON NICETO Y RAJOY

Vamos muchos por la vida como petrimetres de chaqué blanco, nardo en la solapa y bastón de mimbre con empuñadura de obsidiana paseando por un lupanar.
Observando la mierda y afeándola mentalmente pero siempre atentos para que, en cuanto el momento sea propicio, nos enmerdemos sin que se note.
Eso, más o menos, es lo que ocurre en España con la política. Se cargaron a don Niceto Alcalá Zamora porque un extranjero le había regalado un reloj de oro a su sobrino.
Después de eso vino la guerra civil que costó a España más que todos los relojes de oro fabricados hasta entonces y desde entonces.
Y, como la historia es un permanente volver a empezar, en las mismas andamos: cargarse el ten con ten en que los españoles han invertido 50 años, para que a otro sobrino de don Niceto llamado Bárcenas le quiten el reloj de oro de su contabilidad falseada.
¿Es la única falsedad documental en las libretas de apuntes de los partidos políticos?
Es tan evidente que no es así como que las irregularidades contables de Bárcenas no tienen por objeto castigar a Bárcenas sino al tio Don Niceto de Bárcenas, a Mariano Rajoy y su Partido Popular, equivalente al radical demócrata que agrupaba a los sectores moderados de la burguesía, como ahora hace el Partido de Rajoy.
Así que el episodio nacional anecdótico de haber disfrutado todo en año de la apacible vida sin gobierno cambiará demasiado pronto para peor.
Ojalá no termine como lo hizo cuando echaron a Don Niceto, nacido en Priego de Córdoba y consuegro de Queipo de Llano.

(Como pesimista profesional que es tanto como realista objetivo, uno teme que lo de Bárcenas- Rajoy pueda acabar todavía peor que lo del sobrino de Don Niceto-reloj de oro). 

jueves, 25 de agosto de 2016

MEJOR LA DEMOCRACIA

Ser político en regímenes no democráticos, si no tiene mérito, requiere valor: debes cargarte al que o a los que te disputen el poder y, como donde las dan las toman, ellos pueden apiolarte a ti.
Pero, ¿y en éste cachondeo que sufrimos en España y al que llamamos democracia?
Hasta al más tonto de mi pueblo, que soy yo porque el único rival que me disputa el puesto reconozco que es más listo, podría con una mano en la cadera ser Presidente del Gobierno.
Como hay siempre gente dispuesta a incordiar, habrá alguien que no esté de acuerdo porque, dirá, para ser Presidente del Gobierno tendría que ganar las elecciones.
Naturalmente, y para eso hay un método infalible: prometer a los votantes que, si te votan, hasta podrán ligar con el que, o la que, si no le demuestras que eres demócrata votando, nunca podrás ligar.
Ahora bien: para que te voten más que a tu rival (siempre hay rivales para llevarse lo que costando poco satisface mucho), hay dos opciones:
a) Insistir en que eres mejor que tu rival.
b) Denunciar que tu rival es peor que tú.
Combinadas las dos opciones, con mayor insistencia en la b que en la a, es lo que está haciendo el socialista Pedro Sánchez, con resultados cada vez más negativos.
Que no se desanime e insista ya que cargarse a un rival siempre es complicado porque tendrías que eliminar también a sus compinches, y tus compinches y tú mismo podrías correr la suerte que a los contrarios les deseas.

Mejor votar y conservar la democracia porque, aunque ni la democracia ni votar sirven para nada, es una ocupación entretenida y en la que lo único irrecuperable que pierdes es tu propio tiempo y el tiempo de los demás.

miércoles, 24 de agosto de 2016

LOS DIPUTADOS QUIEREN QUE LOS VEAN

“La cara”, sentenciaba un viejo refrán, “es el espejo del alma”.
Por su aspecto exterior, la presidenta del congreso, Ana Pastor, me recuerda a Doña María Moreno, una catequista y posiblemente ex monja que fue mi maestra de primaria en la escuela parroquial.
Como Ana Pastor tiene que manejar a 350 diputados díscolos, doña María tenía que vérselas con casi medio centenar de ángeles o diablos de entre tres y doce años,calzados con alpargatas remendadas o con recias botas de cuero sin curtir, unos limpios como un suspiro y casi todos soeces como una blasfemia.
Como cada cual cuenta la feria según le haya ido, lo que he tenido que hacer después de salir de aquella escuela enclavada en un barrio de chozas, similares a las que años después redescubrí en África, se ha limitado a ampliar lo que Doña María me enseñó a aprender.
Si en vez de intentar que sobrevivieran sin comerse unos alumnos a otros Doña María presidiera el actual congreso de los Diputados, no sería un incordio el reto que ahora se le plantea  a Doña Ana.
Un problema tan enrabiscado que, hasta que el más sabio de los salomones lo resuelva, los diputados españoles no podrán cumplir ni su rutinaria tarea de votar como sus jefes les manden.
Y es que éstos diputados españoles, en su angelical inocencia, pretenden todos sentarse donde más se les vea, en lugar de esconderse donde se les vea menos.
Para lo que hacen, ¿no se dan cuenta de que, cuanto menos se les vea menos faltas les pueden poner sus jefes?
Si fueran esos diputados tan listos como éramos los galafates que intentaba desasnar doña Maria, se limitarían a gestionar una baja por enfermedad de cuatro años de duración, con tratamiento consistente en comer opiparamente y a costa de los insensatos que los eligieron, en cualquiera de los tentadores restaurantes que España tiene.
Y ya puestos, y en vista de lo que hemos aprendido en este casi medio siglo de democracia, ¿qué hacen en el siempre lejano Madrid, donde nada es igual que en las tierras donde fueron electos?
Ya que siempre votan lo que sus mandamases les mandan votar, ¿por qué no se quedan cuidando a sus familias y delegan perpetuamente sus votos en sus jefes?

Habrá diputado que sea imprescindible en su casa y habrá quien no lo sea pero todos sin excepción pueden votar SI, NO o abstenerse tan eficazmente desde sus escaños como desde el elegante balneario de Mariembad, allá por la agradable Karlovy Vary.