lunes, 19 de febrero de 2018

INFLUENCER O POLITICO


Si en vísperas de rebasar los tres cuartos de siglo te percatas de que tienes cuerda para rato porque han puesto 9999 como fecha de caducidad del carné de identidad recién renovado, hay que olvidar las frustraciones del pasado para gozar los deleites del futuro.
Analizando lo que la vida fue hasta ahora (contarle a la gente que no estaba allí lo que por estar allí presenciaste) hagamos del futuro un tiempo más satisfactorio de lo que lo fue el pasado.
Una rápida ojeada (un cursi diría tour d,horizon) revela que hay dos posibilidades para invertir el tiempo con máxima rentabilidad  de satisfactores pecuniarios y esfuerzo mínimo: político e influencer.
Para lo primero se requiere aparentar sumisión y expresar adulación en todo momento al jefe y exigirles el mismo trato a los subordinados.
Lo de influencer consiste en convencer al que le quieras sacar los cuartos de que tienes en las llamadas redes sociales un rebaño de sumisos seguidores que leen lo que tú escribes, escuchan lo que dices y hacen lo que tú les aconsejas.
El o la influencer ni siquiera tienen que aclararle al o la que le hace la propuesta que, si la acepta en los términos propuestos, los influidos por la o el influencer, pasarán a ser influidos subsidiariamente por quien pague la cuota.
¿Y ganan mucho los políticos y los influencer?
Mucho más que cavando en una huerta, levantando una tapìa o apacentando ovejas.



domingo, 11 de febrero de 2018

VENDAMOS ESPAÑA


Unos decimos hay que ver y otros dicen qué barbaridad, pero a nadie se le ha ocurrido hasta ahora penitenciarse como expiación por consentir lo que de verdad importa, y que nadie se ha atrevido a plantear:
Con un presidente o presidenta de la Generalitat en Barcelona y otro en el extranjero, ¿entre ambos se repartirán el mismo sueldo, o hay que pagarle un sueldo distinto a cada uno de los dos?
Y es que los que siguen echando cuentas en pesetas a pesar de que hace media vida que la sustituyó el euro, se gastan los cuartos como si la nueva moneda no costara casi 200 unidades de la antigua.
Si a lo que tendremos que pagar los españoles por el sueldo de la presidencia de verdad de los catalanes hay que sumarle la de mentirijillas, o los políticos dejan de robar como hasta ahora han venido robando o habrá que poner España a la venta, aceptando la exigencia del comprador: que la desalojen los actuales inquilinos.
Como un país es más o menos como una finca, si España se tasara como un cortijo, que al fin y al cabo es lo que es para sus señoritos los políticos, se podría vender por el equivalente a 20 cosechas anuales que, en el caso de España, sería lo que representa su Producto Interior Bruto,(PIB), un billón de dolares al año.
Serían 20 billones de euros a repartir no entre los habitantes actuales de España, sino entre sus ciudadanos de derecho, para no tener que repartirlo con emigrantes ni turistas.
Un pastizal. Con lo que a cada uno nos tocara nos recibirían con charangas, panderetas y wellcomes en cualquier lugar del mundo.
Todas las fronteras de todos los países se levantarían para abrir paso al español que llegara.
¿Por ser español?
Por ser rico, aunque fuera español.

miércoles, 7 de febrero de 2018

CATALANES, LOS MÁS ESPAÑOLES

Cataluña es una de los componentes díscolos del todo pastueño que es España, la nación especializada en ganar guerras civiles y en perderlas contra enemigos extranjeros.
Que los catalanes son españoles, por mucho que ellos se empeñen en negarlo, lo demuestra que cada vez que se las han visto con los del resto de España han perdido.
Si no fueran españoles, como algunos catalanes se empecinan en proclamar, habrían ganado alguna de sus disputas bélicas, como hicieron todos los demás extranjeros a lo largo de la historia de España.
(Excepto contra nativos extraeuropeos provistos de armas de la edad de piedra y contra cheljas norteafricanos equipados con armas que a ellos mismos les habían arrebatado, los españoles ganaron algunas batallas y perdieron todas sus guerras).
Si los catalanes no fueran españoles, como insisten en proclamarse, habrían derrotado a los españoles en alguna de las ocasiones en que a lo largo de la historia se enfrentaron.
Su trayectoria bélica acredita a los catalanes como el néctar de la españolidad, lo más español de España, los protoespañoles de la esencia hispana.

Porque si no fueran españoles serían extranjeros y, como todos los ejércitos extranjeros derrotaron a los ejércitos españoles, alguna vez habrían salido los catalanes victoriosos en las repetidas guerras libradas contra España.

viernes, 26 de enero de 2018

FRENTE POPULAR EN MADRID

Que hay ocasiones en las que la ignorancia es mejor que el conocimiento es una verdad axiomática, que es tanto como irrebatible, incuestionable, indiscutible.
Por eso hay personas sensibles, como su servidor, que se resisten tanto a conocer lo desconocido como el poeta se negaba a ver la sangre de Ignacio sobre la arena.
”¿Y qué quiere usted ignorar porque le asusta saberlo?”
Que lo que en 1975 terminó porque se murió el que había ganado una guerra civil en España, solo era el preludio de la revancha de los perdedores del pasado, para ser los vencedores del futuro.
Dicen que la cosa de aquel entonces empezó cuando, a los menos revolucionarios que gobernaban España en 1934,  se les sublevaron en Asturias y Cataluña los más revolucionarios, que acabaron sometidos y derrotados por la fuerza.
Los revolucionarios perdedores de aquel entonces llegaron a la conclusión de que las diferencias ideológicas y tácticas eran un estorbo para conseguir el logro supremo de la política que es la conquista del poder, así que formaron un llamado “frente popular” que pospusiera las diferencias ideológicas hasta después de lograr el poder.
¿Y qué tiene que ver lo de entonces con lo de ahora?
Pues que ahora mandan en la alcaldía de Madrid los rojos de Podemos y los rosáceos del Partido Socialista y, como son rojos pero no tontos, saben que podrían tener que ceder el mando a los del Partido Popular o a Ciudadanos, más social demócratas que conservadores, pero de derechas en comparación con los de Podemos, que están mandando.
Por eso, el mandamás de los socialistas madrileños, José Manuel Franco (ojo al apellido) ha propuesto que los rojos de las distintas tonalidades arrinconen sus triviales diferencias hasta frenar las aspiraciones de los más derechistas, o menos izquierdistas, del Parido Popular y Ciudadanos.
¿Y si se salen con la suya, qué cabrá esperar para el futuro?
Pues que su frente popular madrileño se amplíe a toda la nación en las próximas elecciones generales para que, inevitablemente, la historia se repita y España vuelva a empezar.

La Historia de España, la noria de canjilones que hace girar el pueblo, ese burro de ojos tapados para que ignore que no deja de andar sin avanzar.

domingo, 14 de enero de 2018

EL CARO DEPORTE FUTBOLERO

Si uno dijera que se escandaliza exageraría.
 Si dijera que no se lo cree mentiría porque es testigo contumaz de tales desatinos, y se ha acostumbrado a agachar la cabecita y decir que lo blanco es negro.
¿Qué pasa? ¿qué imposibilidad hasta ahora es desde ahora posible?
Pues lo del valor del dinero que. aunque lo fije el precio de lo que se consiga a cambio de la cantidad que se pague, o la mercancía a la venta se ha encarecido escandalosamente o el escándalo es la pretensión que el que vende exige al que pretenda comprar.
No debería ser así en una sociedad de libre mercado, en la que el precio justo es el que acepta el vendedor del que le ofrezca el que pretende comprar.
Así, a mayor oferta y menor demanda, los precios bajan y, mientras mayor sea la demanda en relación a la oferta, los precios subirán.
¿Y a qué caso concreto se refieren tantas generalidades?
Naturalmente al fútbol, esa obsesión que libera a la gente de trivialidades tan intrascendentes como el dinero, el trabajo, la familia, la Patria, el municipio y los sindicatos.
Y es que parece que el Real Madrid, cuyos dirigentes y aficionados no acaban de estar satisfechos de cómo le va el campeonato de liga este año, quieren poner pié en pared y están decididos a comprar lo que haya que comprar para que el equipo vuelva a la senda triunfal por la que anteriormente había transitado.
Dicen que cediendo al Paris Saint Germain a Cristiano Ronaldo y  poniendo  además los millones que hagan falta, quieren traerse al Bernabeu a Neymar, por el que su actual propietario había pagado 222 millones al Barcelona.
Ya puestos a comprar, dicen que el Real Madrid quiere también a Eden Hazard ( Chelsea, 135 millones) y Mauro Icardi ( Inter de Milan, 110 millones).
Así anda el deporte, esa actividad lúdica que los médicos recomiendan practicar para que los gordos tripudos nos hagamos esbeltos y elegantes.
Y, eventualmente, ricos.


sábado, 13 de enero de 2018

IDEOLOGIA Y PODER

Leyendo titulares de periódicos y viendo-oyendo resúmenes de la TV, se deduce claramente que el resultado de las elecciones catalanas ha puesto patas arriba el negocio de la política española.
Las victimas propiciatorias de la maldad intrínseca que los partidos políticos son para España son o somos los españoles ya que, mientras a más electores convenzan para que les confíen su voto, más poder acumulan los partidos.
En esa convencional división entre derechas o izquierdas, se supone que los distintos partidos derechistas juntarían sus ganancias electorales para sobreponerse a los  izquierdistas, o los de izquierdas para imponerse a los de derechas.
Graso y craso error.
Y es que el objetivo determinante de la acción política de los partidos es mandar para disfrutar en exclusiva del ordeño de las ubres del Estado.
Ahí tienen al Partido Popular al que, si la ideología fuera determinante de su lucha política, procuraría entenderse con sus correligionarios  de Ciudadanos para que de ese esfuerzo unido pudiera imponerse al Estado la orientación ideológica en la que coinciden.
Y, entonces, ¿por qué los del Partido Popular y los de Ciudadanos están cada vez más separados, desde que los segundos ningunearon a los primeros en las elecciones catalanas?

Porque lo que realmente quieren es mandar, que significa acceder a las ubres del estado para ordeñarlo y disponer así de la sustancia nutricia que es el Poder.

viernes, 12 de enero de 2018

ANDALUCIA

Por ahí lejos de esta mi tierra que es Palma del Rio, en esos lugares exóticos en los que no tienen razón para temerle a la sequía, llueve cuando le corresponde llover y nieva cuando le toca nevar.
Como el sol es tan comedido que alumbra sin quemar, no catalogan la sequía como preocupación ni motivo de queja.
Felices tierras donde llueve sin que ciudades ni tierras de cultivo se inunden, donde el sol alumbra sin deslumbrar y la razón embrida a las pasiones.
La sonrisa prevalece sobre la carcajada y la melancolía sustituye al desgarro del llanto.
En ésta mi tierra pasamos de la estridencia de la risotada al quejido lastimero y, cuando amanece, el temor a que el sol caliente demasiado ensombrece el gozo de la alborada.
¿Y todas esas cursis banalidades,¿ a qué vienen?
Pues vienen a que los asociados de ASAJA (Asociacion Agraria de Jóvenes Agricultores) están contentos de lo bien que viene la cosecha de naranjas de éste año, pero…
--Pero, ¿qué?
--Pues que temen que, como el índice de desempleo está cayendo en ésta tierra endémica del paro y el subempleo agrícola, van a tener dificultades para encontrar mano de obra abundante y tan barata como hasta ahora, para cosechar las naranjas.
Tiempo de alegría, vísperas de tiempo de desgracias.
El placer del llanto, la mala suerte como excusa del fracaso. Andalucía.