martes, 29 de septiembre de 2020

  A sus aduladores los pirra citar aquel advertencia de Churchill a sus gobernados de que les esperaba “sangre, sudor y lágrimas”  y, a pesar de ello, lo siguieron hasta ganar esa guerra que tanto disfrutamos viendo en el cine.

   Si en vez de a ingleses les hubiera hablando a españoles, Churchill no habría pasado a la historia como líder borrachín y apurado (¿o empurado?) ni el hasta entonces invencible Hitler habría terminado sus días saltándose la tapa de los sesos.

    ¿Y qué?

    Pues que los españoles de ahora no somos los ingleses de entonces ni  este nuestro presidente que nos arrastra por la ciénaga más tenebrosa de nuestra tétrica historia tiene nada que ver con el gordo que fumaba puros y bebía coñac.

   --¿Peor que la famosa guerra civil?

   --Sin comparación porque, de aquello, hubo una mitad de españoles que perdieron, pero hubo otra mitad que ganaron.

   ¿Y con ése Pedro Sanchez de ahora, qué nos va a pasar?

   -Si alguien sobrevive a éste aquelarre siniestro de la gripe que tan lucidamente presentó en sociedad aquella manifestación encabezada por las favoritas de su harén, se encadenarán las elecciones políticas para que los que se alternen al ganarlas, se echen echándose elecciones cada vez más frecuentes.

  -- ¿Y por qué cada vez más frecuentes, si se puede saber?

   --Se puede. Para que todos los que quieran ponerse ricos con lo que roben gobernando, no tengan que esperar tanto para mamar del pezón de la cabra.

   --Lo del pezón y, sobre todo lo de la cabra, espero que no lo haya dicho con segundas.

   --Tan literalmente pretendo que se entienda lo que he dicho como que democracia significa que la chusma es la que manda.

lunes, 28 de septiembre de 2020

    DE LAS COSAS DE LA VIDA

   Andamos los nostálgicos añorando los tiempos preteritos,  siempre  mejores que los actuales.

   ¿Y por qué no nos alegrarnos por vivir el presente y no en el futuro que, por la fatalidad de que el pasado es mejor, será peor que el presente?

   Hay quien piensa que las circunstancias en que transcurre la vida del hombre no influyen en lo feliz o desgraciado que se sienta.

   “El hombre se cree feliz” --dicen--,”si su interior exuda la tranquilidad espiritual que neutralice el desasosiego exterior”.

    ¿Y si lo nombran, un suponer, Presidente del Gobierno o Popular del año?

   --Pues, en el primero de los casos, no dejes de decir que es una responsabilidad que no mereces y, para que puedan acusarte de mentir, como de todas maneras te acusarán, haz todo lo contrario de lo que habias prometido hacer si te eligieran.

sábado, 26 de septiembre de 2020

AÑORANZA DE LO QUE YA NO ES

 

   La historia demuestra que era certera aquella maledicencia de que Franco y España eran un concepto indivisible.

   Muerto Franco, España entró en situación agónica con final que ya se presiente: su desaparición como concepto que abarcaba a todos los habitantes que poblaban su geografía.

   Quizá la nueva España sea la España preborbónica, en la que los reyes de cada uno de sus reinos era reconocido soberano únicamente en sus dominios.

    Estas entidades autonómicas, con ínfulas todas ellas de ser el eje a cuyo alrededor giran los planetas del sistema solar, han llegado a la conclusión de que su peor enemigo es el gobierno del conjunto que, en teoría debería prevalecer sobre todas y cada una de las fracciones.

   En ésta España, como en la de los tiempos de los Austria, no son sus habitantes los beneficiarios de los esfuerzos de los que la pueblan.

   En la de hace cinco siglos, el producto de las ganancias españolas allegadas por la colonización y explotación de tierras lejanas las destinaban sus reyes a la defensa del Imperio Austríaco.

  --  ¿Y ahora?

   --Ahora, las hordas de políticos que se suceden en la explotación de España tienen un propósito más razonable: el amejoramiento social y económico de cada uno de ellos y, por consiguiente, de sus descendientes y otros allegados.

   --Y eso, ¿cómo lo hacen?

-- Con procedimientos similares a los de “la cosa nostra” de las películas de cine: cargándose ( a tiros o con la ninguanacion de los que no sean de su familia) porque pertenecen a otro partido).

   --Ahora se explica uno por qué lucharon tan brava y ferozmente contra el régimen opresor de Franco los que acabaron con la dictadura.

   -- Imperativo moral. Lucharon por la democracia. Sacrificaron el confortable anonimato de sus vidas por la incómoda fama, el rubor que les provocan los halagos y el denodado esfuerzo para derrotar  a las acechantes fuerzas de la reacción.

jueves, 24 de septiembre de 2020


DE PUENTES Y PUNTADAS

 ¿Son progresistas los rojos españoles si lo que legislan, hacen y deshacen lo justifican en sucesos ocurridos hace casi un siglo?

--Pues así es y así pasa hasta en Palma del Rio, donde el personal anda alborotado por un dilema que hasta a los más tranquilinos (¿o serán tranquilones?) de la ciudad nos tiene sin pegar ojo.
--No será tan baladí la causa de su zozobra porque los palmeños son gente tan templada y valiente como lo fue el más notable de todos ellos, Manuel Benitez El Cordobés.
(Nadie, en efecto, podría poner en duda la capacidad de discernimiento de los ciudadanos de Palma del Rio demostrada en que en todas las elecciones ha ganado, gana y ganará el PSOE).
Hay gente a las que eso de que lo que la mayor parte de los ignorantes diga que es más verdad que lo que diga una minoría de expertos no las convence.
--Pues es fácil poner de acuerdo a unos y otros: basta con poner a votación una pregunta : “¿Debe hacerse lo que digan los que saben o los que digan sin saber lo que les preguntan?”
Ganarán los segundos porque a nadie le hace gracia que lo encasillen como ignorante.
--¿Y a qué viene el cuento de la sabiduría y la ignorancia?
--Pues a que en éste pueblo que tiene la benevolencia de acogerme hay tres puentes, (uno sobre el Genil conocido por "puente de ma(d)era) porque así lo fue en tiempos remotos, el de Hierro que cruza el Guadalquivir para enlazar al pueblo con la estación de ferrocarril y otro sobre el mismo rio, todavía sin bautizar.
El puente sin nombre hace años que está funcionando a pleno rendimiento, para orgullo y satisfaccion de sus usuarios pero si no se bautiza es como si ni sirviera para salvar el rio.
¿Y por qué qué no lo bautizan?
--No se ponen de acuerdo en su nombre porque el de Reina Sofía que algunos proponen no convence a los partidos politicos que están mandando en la monarquia constitucional que es España.
Hay quienes proponen que se organice un referendum para que el publico que es tan simpático decida el nombre del dichoso puente.
¿Y si le pusieran Puente de El Cordobés?
Me gusta
Comentar
Compartir
Comentarios

domingo, 13 de septiembre de 2020

 

  

SANCHEZ NO FUMA PUROS

A sus aduladores los pirra citar aquel advertencia de Churchill de que a sus gobernados de que les esperaba “sangre, sudor y lágrimas”  y.a pesar de ello, lo siguieron hasta ganar esa guerra que tanto disfrutamos viendo en el cine.

   Si en vez de a ingleses les hubiera hablando a españoles, Churchill no habría pasado a la historia como líder borrachín y apurado (¿o empurado?) ni el hasta entonces invencible Hitler hubiera termionado sus días saltándose la tapa de los sesos.

    ¿Y qué?

    Pues que los españoles ahora n somos los ingleses de Churchill ni que ese presidente que nos arrastra por la ciénaga más tenebrosa de nuestra tétrica historia.

   --¿Peor que la famosa guerra civil?

   --Sin comparación porque, de aquello, hubo una mitad de españoles que perdieron, pero hubo otra mitad que ganaron.

   ¿Y con ése Pedro Sanchez de ahora, qué nos va a pasar?

   -Si alguien sobrevive a éste aquelarre siniestro de la gripe que tan lucidamente presentó en sociedad aquella manifestación encabezada por las favoritas de su harén, se encadenarán las elecciones políticas para que los se alternen al ganarlas, seguirán echándose elecciones cada vez más frecuentes.

  -- ¿Y por qué cada vez más frecuentes, si se puede saber?

   --Se puede. Para que todos los que quieran ponerse ricos con lo que roben gobernando, no tengan que esperar tanto para mamar del pezón de la cabra.

   --Lo del pezón y, sobre todo lo de la cabra, espero que no lo haya dicho con segundas.

   --Tan literalmente pretendo que se entienda lo que he dicho como que democracia significa que la chusma es la que manda.

 SANCHEZ: NI FUMA PUROS NI BEBE COÑAC


A sus aduladores los pirra citar aquel advertencia de Churchill de que a sus gobernados de que les esperaba “sangre, sudor y lágrimas”  y.a pesar de ello, lo siguieron hasta ganar esa guerra que tanto disfrutamos viendo en el cine.

   Si en vez de a ingleses les hubiera hablando a españoles, Churchill no habría pasado a la historia como líder borrachín y apurado (¿o empurado?) ni el hasta entonces invencible Hitler hubiera termionado sus días saltándose la tapa de los sesos.

    ¿Y qué?

    Pues que los españoles ahora n somos los ingleses de Churchill ni que ese presidente que nos arrastra por la ciénaga más tenebrosa de nuestra tétrica historia.

   --¿Peor que la famosa guerra civil?

   --Sin comparación porque, de aquello, hubo una mitad de españoles que perdieron, pero hubo otra mitad que ganaron.

   ¿Y con ése Pedro Sanchez de ahora, qué nos va a pasar?

   -Si alguien sobrevive a éste aquelarre siniestro de la gripe que tan lucidamente presentó en sociedad aquella manifestación encabezada por las favoritas de su harén, se encadenarán las elecciones políticas para que los se alternen al ganarlas, seguirán echándose elecciones cada vez más frecuentes.

  -- ¿Y por qué cada vez más frecuentes, si se puede saber?

   --Se puede. Para que todos los que quieran ponerse ricos con lo que roben gobernando, no tengan que esperar tanto para mamar del pezón de la cabra.

   --Lo del pezón y, sobre todo lo de la cabra, espero que no lo haya dicho con segundas.

   --Tan literalmente pretendo que se entienda lo que he dicho como que democracia significa que la chusma es la que manda.


viernes, 11 de septiembre de 2020

SER O PARECER

 

   Añorados tiempos aquellos en los que Dafnis y Cloe retozaban inocentemente despelotados, sin miedo a que algún fotógrafo captara y vendiera sus explícitas imágenes a impúdicos envidiosos.

   Es lo que a un espectador lejano le ocurre cuando lee losa pormenores de las triquiñuelas que los políticos usan para ponerse las botas.

    Y, a la hora de indiscretas sinceridades, hablemos claro: ¿Es repulsa o envidia el sentimiento que predomina en los sótanos sde nuestra alma cuando enjuiciamos lo que seguramente hubiéramos hecho si hubiéramos tenido ocasión de hacer?

   Hablemos por experiencia propia y no ajena: A uno le entró el ansia por viajar a donde después viajó leyendo a mitad del siglo pasado los relatos y descripciones de la colección “Desde lejanas tierras”.

    ¿Qué para qué me sirvió viajar por los lugares sobre los que en la infancia había leído?

   Para comprobar que lo único real de las películas sobre el Salvaje Oeste es el paisaje.