sábado, 5 de enero de 2019

LAS ENCUESTAS DE TEZANOS


Cuando después fracasar manda uno por fin, lo primero que debe hacer es rodearse de sus incondicionales más capaces para que lo ayuden a seguir mandando per in secula seculorum, que quiere decir hasta que a las ranas les salgan melenas.
Pero, ¿y si ese que por fin manda pone al frente de una de las empresas para seguir mandando a un amigo personal, pero simultáneamente inútil profesional?
Pues le puede pasar lo que se está buscando el tenaz Pedro Sanchez, tan habilidoso que llegó a presidir el Gobierno de una dizque Democracia sin que la chusma lo eligiera.
Aturullado por acontecimiento tan imprevisto, se lió a nombrar colaboradores de los que tan poco conocía o le importaban tan poco sus antecedentes que cuando se conocieron tuvo que picarles el billete.
Como, excepto en su caso, en el pais en el que llegó a mandar se necesita ganar unas elecciones para presidir el gobierno, el subordinado más preciso para seguir mandando es el que incite a los votantes a no elegir a sus adversarios.
Y eso, ¿cómo se hace?
Pues aplicando un principio elemental de la psicologia;
Como animal sociable, el mayor temor del individuo es la soledad. Solo es feliz si tiene a alguien en el que descargar su mala leche y achacarle la culpa de sus propias faltas.
Así que a los españoles los condenaron a la democracia por haber dejado que se les muriera el dictador.
Y en un régimen político tan absurdo como es el de la democracia (es preferible mucho malo que poco bueno) mientras más sonámbulos confíen en que los guíe un tunante, más seguridad hay de que todos se darán el mismo batacazo.
Pedro Sanchez es el epítome del español contemporáneo, heredero y aprendiz de la larga ristra de sinsabores y desgracias de un pueblo acostumbrado a pasar hambre para que su amo se atiborre.
Así que en la democracia se supone que mandan los que en realidad obedecen y que obedece a los más el que está legitimado para mandar a todos.
En definitiva, que el compañero Sanchez, al que tanto le gustan los helicópteros y los palacios gratis, todo incluido, ha nombrado a su cuate Tezanos para que dirija el CIS, un multipesebre en el que come un monton de gente para que, aunque al que les paga le confiesen que las va a pasar canutas en las siguientes elecciones, a la gente que va  donde va Vicente, les garantiza lo contrario.,
¿Y qué hace Tezanos?
Ganarse el sueldo tranquilizando a Sanchez de que, por muchas barrabasadas que les haga a los españoles, los españoles no dejan de aumentar el afecto, cariño y admiración a su persona.
Pero, entonces, el tal Tezanos engaña a Sanchez.
Es que, si le dijera la verdad, Sanchez podría cabrearse y nombrar a otro más complaciente para el puesto de Tezanos.
Hay quien dice que, si fuera así, lo de las encuestas no sería serio.
Y llevaría razón, porque lo de las encuestas, la democracia, las autonomias y esta España postiza que inventaron va para  siglo son un puritito cachondeo.

viernes, 4 de enero de 2019

MUJERES,HOMBRES Y ANDALUCIA


Ahora va y parece que la insistencia de Vox en suprimir las leyes contra la llamada violencia de género que el gobierno de Andalucia hizo aprobar en Julio pasado no es ninguna locura.
Más bien parece locura haber aprobado aquellas leyes con la aquiescencia, el silencio y el apoyo tacito de Ciudadanos y Partido Popular.
Prueba de que Populares y Ciudadanos estaban conchabados con socialistas y comunistas para aprobar aquella ley es que hasta parecen dispuestos a dejar que sigan gobernando los socialistas con tal de no derogar la medida.
Ni la intermediación supuestamente neutral de la judicatura precisaban los políticos de la Junta que hicieron aprobar aquella ley: bastaba con que el funcionario de la Junta interviniera para que al real o imaginario maltratador se le cayeran los palos del sombrajo.
¿Y qué induce a pensar todo este enjuague?
Que más les valdría a los españoles declarar oficialmente 19 de noviembre de 1975 el dia de mañana para volver  a empezar, con el conocimiento acumulado, el postfranquismo.
Desde la muerte del Dictador todo esto ha sido un despropósito.

jueves, 3 de enero de 2019

MI AMIGO SIXTO


Ahora que ya despereza su sueño invernal el ronco celo de las perdices, se ha ido a los cerros soñados de las dehesas apretadas de encinas, en las que el áspero gruñido de los cochinos retumba de alcornoque a chaparro.
Se ha muerto Sixto, gran señor de una finca serrana en la que cada año reunía a amigos que competían en la narración de fábulas que les hubiera gustado vivir.
Era Sixto el alma de su Dehesa de los Castriles, y las encinas, colinas, retamas, jaras, y lentiscos le eran tan propios como el murmullo de los arroyos o el lúgubre quejido del cárabo.
Se reunia Sixto con su corte, que éramos sus amigos,  con el pretexto de cazar la perdiz con reclamo .
Nunca un pájaro tan gallardo mientras está vivo puede albergar las picardías y tretas que los cazadores les achacan para intentar burlarlos, ni hay animal de compañía al que su dueño quisiera parecerse tanto.
En las largas sobremesas al socaire del cárdeno reflejo de las llamas de la chimenea, Sixto insistía en que se le narraran con detalle vivencias que le hubieran gustado vivir y amonestaba diligentemente al narrador si su relato difería del que ya antes le había escuchado.
Sixto ya está en el cielo, y de eso no hay duda porque, si no fuera así, ni Dios sería justo ni el Cielo sería Cielo.
Algún dia, si Dios quisiera, me gustaría volver a encontrarme con Sixto pata volver  a rememorar  cómo nos reimos de las bravuconadas de un menestral necio, aquella noche en un bar de El Pedroso.

LO DE ANDALUCIA


Sobre los campos de la tierra mía en los que después de cuarenta años de sombríos nublados dibujaba el amanecer su cenefa luminosa, parece que la noche  será perpetua.
¿Cómo el gazpacho?
Como los ardores estomacales que provoca el gazpacho,  si lo han cargado demasiado de aceite, ajo y sal.
¿Qué acontece, qué ocurre, que turbios presagios pronostican el infierno que es, en definitiva, la pérdida de la esperanza?
Pues muy sencillo.
Que unos demonios más o menos colorados se habían conchabado para que, una vez muriera el viejo que protegía España, en la olla no metieran cuchara nada los que dijeran que el muerto había sido un tal por cual.
Y así lo hicieron.
Asi lo intentaron en toda la finca, pero donde lo consiguieron fue en su vega más feraz, la parcela más soleada, el sitio fluvial donde mejor se propagaba el trino de las avecillas canoras, con el rumor de fondo del coro de bajos del fragor del rio.
Total, que lo que quiere decir con tanta mariconada es que los rojos socialistas y los todavia más colorados comunistas han estado mandando en Andalucia desde que se murió Franco.
Y que en un descuido quisieron ahorrar en sobornos y perdieron las elecciones.
Eso, y que los tres que se tuvieron que juntar para echar a los ocupas del terreno, de los recursos y del afecto de los andaluces, se pegan bocados más feroces entre ellos que contra los que hasta ahora se comían en solitario la carroña.
¿Y qué podríamos hacer para que este nuevo acto de tan entretenida comedia como es la de “España, su autofagia y ventosidades” nos distraiga sin salpicarnos.
Ver el espectáculo por televisión y, si fuera posible, desde las Islas Célebes, por ejemplo.

domingo, 30 de diciembre de 2018

LAS NARANJAS



Podría decirse que éste mi pueblo, Palma del Rio, (poco más de 20.000 habitantes, todos buenos y fabricados artesanalmente), se rebusca los medios que les permiten vivir  cosechando naranjas.
“¡ Las mejores der mundo!!, coinciden todos los palmeños, aunque ninguno de ellos haya probado nunca una sola naranja de fuera de su tierra.
O por lo menos, eso creían.
Porque ahora se han percatado de que hay sitios de por ahí lejos en los que también cultivan naranjas y que hasta puede que las hayan comido sin enterarse de que son de fuera de Palma del Rio.
Se había rumoreado que algunas de las naranjas que compraban en tiendas y supermercados locales eran importadas de Marruecos o de cualquier otro pais moro.
Pero el despropósito de ese infundio era tal que todos sospechan que era una tomadura de pelo.
--“Pero”—se extrañaban—“¿cómo van a vender en Palma naranjas moras si las nuestras son las menjores der mundo?
Pues  esa posibilidad hasta ahora improbable se ha transmutado en realidad dolorosamente certera.
Mi amigo Antonio Moya me quitó las telarañas de los ojos y me hizo ver que lo imposible, generalmente, es lo más rutinario.
--“¿Ande vas”, le dije, ·¿con ese saco de naranjas?”        
--“Pos ná”,  me replicó, “que por dos euros que me ha costado el saco , no tengo que ir a por las de mi hermana, que tiene 20 o 30 fanegas en el árbol que va dejar que se pudran para ahorrarse el dinero de cogerlas”.
El caso de la hermana de mi amigo Antonio, he llegado a la conclusión después de un precipitado sondeo de opinión publica, es común o paradigmático entre los cosecheros de naranjas de ésta mi tierra.
--¿”Y entonces”—se pregunta el ingenuo—“¿de qué viven, beben y se van de vacaciones a su piso de Fuengirola”?
Y es que no se había enterado de que el mercado comun es una organización de paises  que siguen explotando a los que antes habían sido sus colonias, a cambio de comprarles naranjas y plátanos para que no las píen.
Y de  que las subvenciones a los cultivos, que con tanta prodigalidad reciben de la Comunidad Europea a través de los gobiernos nacionales, son para taparles la boca y no las píen.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

viernes, 28 de diciembre de 2018

ANDALUCIA: QUE NOS QUEDEMOS COMO ESTAMOS


“Todos ellos cobrarán en referencia a las retribuciones que se establezcan anualmente para los cargos análogos en el Gobierno de la Nación, sin que puedan superar las que se prevean para estos últimos”. (Punto programático de la coalición PP-Ciudadanos para el gobierno de Andalucía.
    A los que supuestamente defienden la primacía de la libertad sobre la igualdad, en la práctica y por supuesto siempre que les convenga, la igualdad primara sobre la libertad.
Así que el cambio en Andalucia  consistirá en que un consejero de Educacion de la Junta cobrará lo mismo que el Ministro de Educacion de España.
Diecisiete autonomias y pico en España, representan el costo de 18 gobiernos tan costosos e inútiles el nacional como los autonómicos.
¿Buen gobierno, gobierno honrado, cambio de gobierno en Andalucía?
Al final va a ser preferible que no hubiera habido cambio.
Como en España pasó en 1978 cuando el régimen que impusieron empeoró al que sustituyó.
El tan suspirado cambio de régimen en Andalucia va a quedar en lo que algunos se engañaban creyendo que no ocurriría aunque todos sabían que iba a pasar: la sustitución de un cabrito por otro cliente en el catre de la mancebía.
Y que en eso quede porque, si el consejero de educación de la Junta gana lo mismo que el ministro de Educacion de España, por que el concejal de educación del ayuntamiento de mi pueblo va a ganar menos que el ministro o el consejero?
Ay aquel Pompeyo Galo al que se le ocurrió el slogan publicitario de que los españoles eran indómitos….
Hablaba por referencias y lo engañaron como a un votante.     

sábado, 8 de diciembre de 2018

UNA TARDE FRESQUITA DE MAYO


Sobre qué es España, la constitución vigente dice: “España se constituye en un Estado Social y Democrático de Derecho”
¿Y qué quieren los independentistas catalanes que España sea, y parece que a Pedro Sánchez no le importaría asumir, con tal de seguir mandando?
Pues, ni más ni menos que España es “una nación de naciones”  y que una de esas naciones, naturalmente, es la Cataluña reducida hasta ahora  a Comunidad Autónoma.
A un viejo pendejo como servidor, lo mismo le da que España sea “una comunidad de destino en lo universal”, una “nación de naciones” o una “agrupación de tribus”.
Como bajo cualquiera de las caprichosas maneras en que se agrupen viven personas diferentes unas de las otras y que piensan, comen, defecan, se reproducen y mueren de forma distinta, lo imprescindible es que no se lleven mal los unos con los otros o, por lo menos, que no se peleen.
¿Y cómo se evita que se peleen? Impedirlo es imposible pero se puede intentar que se peleen lo menos cuanto menos mejor y con las menos malas consecuencias  resultantes.
Los viejos, que también se peleaban entre ellos, recomendaban que se quedara “cada uno en su casa, y Dios en la de todos”, lo que equivalía a aconsejar que nadie se meta en líos que ni le van ni les vienen.
Hay quien puede pensar, y con toda la razón del mundo, que lo antedicho está muy bien pero que la historia acredita que el hombre es el mayor enemigo del hombre, y la mujer de la mujer, naturalmente.
Entonces, ¿qué pasa si Sanchez se achanta y dice que Cataluña es una nación?
Pues como si dijera que “una tarde fresquita de mayo sacó su caballo y salió a pasear”.